jueves, septiembre 22, 2005

Unos llevan la fama y otros cardan la lana

A raiz de un articulo firmado por Miguel Ángel Sabadell en el que se plantea la importancia de la labor del médico y del enfermero en la curación de un paciente, más bien, quien dedica más trabajo a esta, me planteo si esto no ocurre en demasiadas ocasiones y circunstancias... Me refiero a que no son pocas las situaciones donde alguien invirtiendo poco trabajo y gracias al trabajo que invierten otros consigue grandes "premios". Yo nunca he estado ingresado pero se que el médico hace el diagnostico y tu quedas abandonado de la mano de Dios, más bien de la enfermera, auxiliares y del compañero de habitación que te da conversación. Pero también pasa con el típico catedrático de universidad y su equipo de 15 becarios que tiene currando en un proyecto que a veces ni gratifica moralmente y que al final el señor profesor recibe todos los honores cuando lo único que ha hecho es decidir en que invierten su tiempo los becarios. Puedo llevar hasta el extremo esta teoría, pues creo que realmente en un estado el presidente hace más de diplomático que de otra cosa, y son los ministros o los secretarios mejor dicho los que realmente hacen el trabajo. Lo jodido del asunto es que quien paga los platos rotos son los pringadillos. En fin, siempre nos quedará el fútbol como excepción que confirma la regla, allí siempre será el entrenador el que pierde y los jugadores los que ganan.

1 comentario:

  1. Cierto es que los médicos son los últimos responsables del paciente (aunque no los únicos), se ocupan del diagnóstico médico y las indicaciones terapéuticas, etc. Sin embargo, aunque éste haga un seguimiento, el paciente está en manos del enfermer@ las 24 h del día. El enfermer@ tiene unas funciones específicas que complementan a las del médico en el proceso terapéutico del usuario (en el equipo multidisciplinar) mas, a diferencia de la creencia popular, no son delegadas por éste. El enfermer@ se ocupa de la evaluación global del paciente; hace diagnósticos enfermeros y planes de cuidados (y su seguimiento) y se ocupa de la guardia y custodia tanto del paciente como del lugar (hospital, CAP, etc.). Un trabajo nada despreciable.

    ResponderEliminar