lunes, junio 30, 2008

Un día en las profundidades

Este fin de semana he estado por las Islas Medas, que vienen a ser unas islas en frente de L'Estartit (costa Brava) con un ecosistema protegido. En este pueblecito muy turistico y costero se realizan multitud de actividades en su mayoria acuáticas y destaca sobre todas ellas el submarinismo para poder ver el fonde marino de las ya mencionadas islas.
Pues nada, yo sin saberlo, y sin poder avisar a mis padres y hermana de que igual fallecía en el intento pues desconocía que me iba a someter a semejante reto (mi novia lo tenía preparado y no me había dicho nada más que me llevara una toalla y un bañador), pues que me subí al barco, me puse el neopreno y la bombona y me sumergí.
La cosa tiene truco; yo no tengo el carnet por lo que esto no fué más que un "bautismo" donde un monitor te acompaña constantemente destrás tuyo controlandote todo el tema ese de los indicadores de cuanto aire queda en la bombona y tal.
Fueron 20 minutos en los que me sentí muy torpe, me pegaba con las aletas continuamente y era complicado subir y bajar, pero me lo pasé muy bien y no me ahogué; eso sí, no paré de respirar y yo creo que hiperventilaba.
Vi estrellas de mar, muchos peces, una suela de zapatilla, y una especie de ancla que el fondo marino ya había "absorvido" convirtiendola en parte homogénea de este.
A continuación unas fotos que prueban la hazaña (llevabamos una cámara desechable sumergible):


No hay comentarios:

Publicar un comentario