jueves, julio 29, 2010

Edimburgo

Vaya días que llevo, el martes pasado volví de Edimburgo y mañana me voy para Bélgica y Holanda. Esto del turismo puede ser relajante para algunos pero yo acabo más cansado, mucho más, que en un día de trabajo. Cada vez que voy a un sitio me propongo ir de tranquilo disfrutar y ver lo que de tiempo pero al final siempre trato de comer rápido para poder ver más sitios, museos, etc...

Como os iba diciendo pasé cuatro días en Edimburgo, una ciudad que hay que visitar al menos una vez. Es pequeñita, limpia, tiene mucho encanto.... vamos que da gusto pasear por la "Royal Mile"(la calle principal).

Si por algo es conocido Edimburgo (a parte de por ser la capital de Escocia, el Whisky y los hombres con falda) es por su castillo, el cual podéis ver en al foto.
Si os digo la verdad el castillo es lo que menos me gusto, quizá porque al ser caro, tener que hacer cola y tardar 2 horas en verlo te vas con la sensación de que tampoco es tanta cosa, y que esta muyyy reconstruido.

La gente es muy maja, aunque la verdad es que entre tanto turista es dificil reconocer a los escoceses. Además su acento no es tan malo como lo pintan.

Hicimos un tour histórico por la ciudad la primera mañana lo cual os recomiendo ya que así te situas en la ciudad, te enteras de que es cada cosa, y aprovechas a preguntar al guía por un buen restaurante típico y barato escoces (el Royal McGregor en Rose Street).

La semana que viene os contaré que tal por Bélgica y Holanda.

miércoles, julio 14, 2010

viernes, julio 02, 2010

La lógica oculta de la vida

La lógica oculta de la vida es el segundo libro escrito por Tim Hardford después del éxito que tuvo con El economista camuflado.

En este libro sigue con la misma temática que el primero, tratando de explicar para profanos las reglas económicas que explican la mayoría de nuestros actos, por supuesto usando otros ejemplo y explicando otros comportamientos.

Algunos ejemplos serían porqué nuestro jefazo cobra mucho más que nosotros cuando parece que trabaja menos. O porque la gente prefiere vivir en Manhattan cuando podría ahorrar más dinero viviendo en otra ciudad más pequeña. También nos explica que, aunque parezca extraño, las adicciones como la ludopatía son completamente racionales y explicables. Y lo más peligroso de todo: el racismo racional y porque es necesaria la discriminación positiva para solucionar este (y otros problemas).

Este es un libro que me ha costado de leer, quizá porque he tenido poco tiempo libre o porque habia secciones "no muy divertidas", es un libro peor que el primero y peor que Freakonomics. Por supuesto si habéis leido esos dos libros y os han gustado os recomiendo que leáis también este. Es curioso.